Alex

El último en llegar, cinéfilo y seriéfilo sin complejos al que si la historia promete ser una mamarrachada, allá que va de cabeza. Y luego, a riesgo de que no me hagáis caso, no me cansaré de recomendaros esa última gran serie que seguramente os estéis perdiendo (a veces con toda la razón).